*ELEGÍA DE OTOÑO* enviado por Enrique Gómez Dorado.

Publicado en 22 Septiembre 2012

 

Gracias Enrique por esta aportación
http://sphotos-h.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-prn1/536002_368345649908663_1530640644_n.jpg

                                 

*ELEGÍA DE OTOÑO*

Las hojas del otoño flotan sobre tu brisa
y caen en el estanque solitario del alma.
Un dolor de ser otros parece que nos pesa
como unas rotas alas.

(Acaso nunca el hombre es él mismo.) Escuchamos
la voz honda del tiempo, la palabra
del tiempo que en los labios cobrizos del otoño
pone su dejo antiguo, su amarillez, y pasa.

Escuchamos el tiempo pasar: es un rebaño
invisible que pisa por la hierba mojada;
es una larga ronda de vientos tañedores
entre las flautas rojas de las ramas;

es una herida queja de líquidos metales
por fugitivos corazones de agua.
Escuchamos el tiempo y apretamos los párpados
y sentimos el tiempo en nuestras lágrimas.

El otoño que arde con su lumbre de gloria
presta a las cosas luz misteriosa y dorada;
toda la tierra tiene una triste hermosura
como una dulce evocación de infancia.

También otoño el corazón nos dora
y sus hondos paisajes nos enciende en el alma
y nos sentimos tiempo transitando, fundida
nuestra amarilla cera en las hermosas brasas.

Caminamos pisando un corazón de hojas.
Pisando lentamente una esperanza.
Y miramos al cielo. Y abatimos la frente.
Y decimos: -Mañana.

LEOPOLDO DE LUIS (Córdoba 11 de mayo de 1918)

 
     

Escrito por Enrique Gómez Dorado

Etiquetado en #Librería

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post