Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Badolatosa, Sevilla, Mi pueblo

Badolatosa. Olor a azahar.

8 Abril 2010 , Escrito por Abraham Pineda Etiquetado en #Varios

Badolatosa 08-04-2010 - 5Paseando esta mañana por las calle Ancha, en este dia primaveral. El recuerdo de mi niñez, vuelve a renacer. Ese  olor al,  azahar, que los naranjos en flor hacen que invada nuestra calle principal, haciéndome sentir esa paz espiritual, esa tranquilidad y bienestar que hacen a este pueblo especial.

Sentir que nuestro pueblo es especial, es la esencia de ser badolatoseño, aunque unos u otros se proponga desfigurar, hay algo que nadie puede hacer callar, que ser badolatoseño es orgullo y lealtad. Para aquellos que sentimos, de nuestro pueblo su realidad.

Badolatosa-08-04-2010---6.JPGTodos los que un dia, lejos de él estuvimos, y todos los que hoy siguen estando lejos, nunca nadie por este hecho, puede decir que  badolatoseños hemos dejado de ser, porque somos nosotros los que más añoramos, las raíces que nos vieron nacer.

Casi cuarenta años estuve en otro lugar, toda una vida para bien pensar. Pero hoy a los casi dos años, que a Badolatosa volví a parar. Y el sentimiento hacia mi pueblo volvió aumentar.

A todos los que hoy lejos de Badolatosa estáis, con este pequeño párrafo os quiero alentar, no perdáis la oportunidad de nuestro pueblo volver a visitar.

Badolatosa 08-04-2010 - 2Sus calles bancas, salpicadas por ese olor a azahar, sus prados verdes y cubiertos con un manto de flores silvestre, nos dicen. Badolatoseños aquí tenéis, mi rostro primaveral, para que todos los badolatoseños y visitante de su color y aroma podamos disfrutar.

Aquí esta vuestro pueblo, que con sus brazos abiertos os quiere abrazar.

Y con ello una nueva vida empezar.

Ojala sea en vuestra Badolatosa natal.

Aquí os dejo una poesía de José García Velázquez, a la primavera.

Llego la primavera.

La pradera se ha cubierto

tras las lluvias recibidas

de un arco iris incierto

de pintor impresionista.

Ha reventado el campo

en revoltijo de flores

hasta ir formando un ramo

de mil formas y colores.

Se ha cubierto en primavera

de amapolas el trigal

y las humildes cunetas

llenas de flores están.

Los colores se combinan

en un tapiz caprichoso

y de lejos se adivinan

como en un caleidoscopio.

Basta mirar a lo lejos

hacia cualquier horizonte

para poder sorprendernos

con una alfombra de flores.

Quiero dejar impresas

en mi retina

las imágenes que entran

por mis pupilas,

para si llega el verano

y las agosta el calor,

disfrutarlas recordando

el derroche de color.

 

José García Velázquez.

Segovia 16 de junio de 2007

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post